Precipitaciones ácidas en la zona metropolitana de la Ciudad de México:

Informe anual 1996

Descripción

En las áreas urbanas el agua de lluvia es influenciada por fuentes naturales y antropogénicas. Polvos y partículas provenientes de suelos erosionados, de campos de cultivo barbechados, de áreas no pavimentadas y carentes de vegetación, así como la emisión de contaminantes asociados con la quema de combustibles fósiles que consumen los vehículos automotores, las industrias, los comercios y servicios, originan la formación de compuestos ácidos que contribuyen a modificar significativamente la composición natural del agua de lluvia. Durante la temporada de lluvias 1996, en los sitios localizados en la zona suroeste (Lomas, Pedregal y Felipe Ángeles) se registraron los valores de pH más bajos del agua de lluvia. Manifestándose así, la presencia de precipitación ácida en esta zona. Sin embargo, existen aspectos inciertos asociados a éste problema ambiental en la ciudad; ¿hasta donde abarca el área geográfica, en la cual el pH del agua de lluvia es ácida?, ¿existen daños?, ¿cuáles son la tasas de acidificación?.

Otros
Libro digital
Enlace Ver libro
1997
México
64
Libro
Disponible físicamente en el CeiDoc de la PAOT
363.738609725 M611 1996
Vistas: 710